El establecimiento, de arquitectura tradicional menorquina, ha sido totalmente reformado en el año 2015 y dispone de 6 habitaciones dobles con baño privado y conexión Wi-Fi gratuita. Tiene piscina al aire libre con zona de hamacas, patio exterior con pérgola, dos terrazas ubicadas en puntos opuestos, en las que disfrutar del sol o de la sombra dependiendo de la hora del día así como de espectaculares salidas y puestas del sol, bar/cafetería autoservicio y comedor interior y exterior con maravillosas vistas.

La finca cuenta con un huerto propio de verduras y otro de plantas aromáticas, además se dedica a la producción propia de queso y a la cría de caballo de raza menorquina. Los huéspedes pueden disfrutar de desayunos con productos frescos de la finca, alquilar bicicletas y realizar excursiones a caballo o en barca.

El Agroturismo Son Vives apuesta por la sostenibilidad y la protección del entorno, por lo que dispone de agua cliente sanitaria a través de placas solares, y calefacción en todas las habitaciones y zonas comunes producida con caldera de leña.

Son Vives tiene aparcamiento gratuito y está situado a 4,5 km de Ferreries y a 15 minutos de Cala Galdana. El aeropuerto y el puerto de Mahón están a 30 minutos en coche. Y a 7 km en bicicleta se encuentran las playas del norte Binimel·là, Pregonda y Cavallería, así como el Faro de Cavallería.